Regalos para mama hechos a mano

Primer día de mayo y festivo. Volvemos a tener a los peques en casa a pesar de que hace nada que han sido las vacaciones de Pascua. Pero esta vez tenemos deberes ya que dentro de solo dos días es el día de la madre y nosotros aún no tenemos pensado nuestro regalo.
Aquí os dejo una selección en la que inspiraros para que los peques preparen su detallito con sus manos.
Todas las ideas las hemos ido preparando en el blog en años anteriores, espero que os guste y que os sirva de ayuda.


Si mamá es una de esas mamás a las que les encanta tomarse su buen tazón de café (o de colacao) por las mañanas y que no se le puede hablar hasta que no lleva media taza, este es su regalo. 
Una taza personalizada con los dibujos de los peques para poder lucirla en el desayuno o presumir de ella en el trabajo. Encontraréis el tutorial de cómo hacerla aquí


O quizás mamá es un poco presumida y le gusta estar guapa en las ocasiones importantes. Así que le podemos regalar este collar de macarrones, pero, ojo!, de macarrones teñidos de una manera especial. Pásate por aquí para ver cómo lo hemos hecho. 


Mamá es un poco como Mary Poppins, que siempre lleva mil cosas en el bolso, por eso necesita un bolso grande como este que podemos decorar con sellos de patata para darle nuestro toque diferente.
Aquí encontrarás el paso a paso.


O quizás mamá es de esas golosas que siempre tienen escondido algún trozo de chocolate o algún caramelo para degustar cuando cree que no la miramos (jeje). Así que si nuestro regalo son dulces siempre podemos hacerle esta cestita tan bonita para que la presentación sea especial. Seguro que así le saben mejor. 
Las instrucciones las podéis encontrar aquí


Y si mamá es una romántica empedernida que está pletórica por la llegada de la primavera siempre podemos hacerle unas flores que no se marchiten como estas hechas con hueveras de cartón. Le van a encantar!!!. 
Podéis encontrar el tutorial aquí


Hasta aquí mis sugerencias. Son todas manualidades muy facilitas que podemos tener a tiempo sin problemas el domingo con materiales que tenemos por casa. Espero que las hagáis. Ya me ensañareis el resultado.
Nos vemos el lunes con nuevas cosas.

Un saludo y feliz fin de semana.



Candelabro de cemento

Igual ayer, que era miércoles y tocaba entrada estuvisteis esperándola como agua de mayo y no llegó. Mis disculpas, pero es que este mes el día 30 caía en jueves y ya sabéis lo que pasa el último día de mes: Que toca Reto Pinterest con Scarlata y el Señor Don Gato II.
Este mes, además, me apetecía mucho, pues  hacía tiempo que tenía ganas de hacer esta manualidad y nunca encontraba el momento. El reto de este mes ha sido la excusa perfecta.


Empecé con algo sencillito pues no estaba muy segura de que tal se me iba a dar eso del cemento pero la verdad es que ha sido más fácil de lo que pensaba. 
Tan solo he tenido que preparar la mezcla como decía el paquete y verterlo sobre un recipiente que en este caso han sido el culo de una botella de leche y de zumo respectivamente. 
Lo más difícil en este caso ha sido encontrar el soporte pues no me atrevía a utilizar recipientes que no pudiera romper por si no lo podía sacar pero desmoldarlo ha sido también facilísimo. 


Una vez seco, lo dicho, solo hay que desmoldarlo y, si queremos, decorarlo. 
Yo estuve muy tentada de dejarlo tal cual, pues me encantó el color basto del cemento a la vista pero como se trataba de un reto finalmente opté por darle un toque de color dorado en la parte de abajo a uno y en la superior al otro. Muy discreto, eso sí, pues quería que el color gris del cemento siguiera predominando. 


Sorprendidísima con lo fácil y resultona que ha sido esta manualidad, pues esperaba encontrarme con más dificultades. Así que ya estoy llenando mi lista de cosas por hacer con nuevos proyectos de cemento que seguro que os van a encantar.


Mientras tanto me voy a ver que han hecho mis compañeras de Reto, que seguro que han sido maravillas. ¿Me acompañáis?.



Regalo día de la madre: Huella en plástico mágico.

Ya os vengo avisando desde hace un tiempo que esto del plástico mágico crea adicción ya que es un producto versátil y adaptable a cualquier ocasión. Lo mismo nos sirve para hacer bisutería, como personajes de un cuento, como un regalo para el día de la madre tan espectacular como el que os traigo hoy: Un llavero en el que podréis conservar la huella de vuestro hijo y llevarlo a todas partes. 
Los materiales que necesitamos son: 
- Plástico mágico. 
- Tinta para sellos que no sea al agua (esto es muy importante porque si no con el calor se borraría).
- La manita de un niño colaborador. 
- Enganche para llavero. 


Hemos seguido la misma técnica que os conté aquí para hacer bisutería con sellos y plástico mágico pero son pasos muy sencillos. 
Primero debemos empapar bien de tinta la mano de nuestro colaborador. Entreteneros un rato en los deditos, que es lo más difícil pero lo que mejor quedará después. 


Estampar la mano en cuestión encima del plástico mágico (por la cara rugosa). Levantad con cuidado para que no se extienda la tinta.


Dejad secar unos segundos por precaución y proceder a recortar el contorno de la huella dejando unos milímetros de margen



Acordaros de hacer un agujero con un perforador para después poder poner el enganche del llavero.


Lo metemos en el horno según las instrucciones del fabricante del papel (en mi caso fue a una temperatura de 175º). El proceso dura apenas unos minutos, al poco de meter la pieza veremos como empieza a retorcerse, a plegarse sobre si misma y a encogerse. NO os preocupéis, es normal!!!. Poco a poco empezará a recobrar su estado normal y cuando esté completamente plano es el momento de sacarla. La encontraremos mucho más pequeña, más gruesa y más brillante. 


Ahora solo tenéis que ponerle el enganche del llavero y ya tenemos una huella  DE VERDAD de nuestro niño para que nos acompañe allá por donde vayamos.


¿Qué os ha parecido? ¿Sorprendidos?. Ahora solo tenéis que salir corriendo a comprar plástico mágico para poder hacer este fin de semana un pedazo de regalazo a mamá.