Se acerca el día del padre y es el momento de empezar a preparar regalos para ese gran héroe que tenemos en casa. Tarjetas con forma ...

Vaciabolsillos de barro para papá Vaciabolsillos de barro para papá

Vaciabolsillos de barro para papá

Vaciabolsillos de barro para papá

Vaciabolsillos huella de mano de barro para papá.

Se acerca el día del padre y es el momento de empezar a preparar regalos para ese gran héroe que tenemos en casa. Tarjetas con forma de corbatas, botellines de cerveza personalizados, un talonario de vales como hicimos nosotros el año pasado, la taza del desayuno con los dibujos de los peques,...todo vale para darle una sorpresa.
Pero sin duda lo que más le gustará hacer a los niños es algo con barro. Hay muchas opciones como ceniceros, lapiceros o simplemente una huella enmarcada que será un bonito recuerdo para siempre.
A nosotros, eso de aplastar nuestra mano en el barro nos gusta, pero claro, queríamos que, además de bonito tuviera un sentido práctico, así que se nos ocurrió la idea de dar a la huella un efecto bol para que le pudiera servir a papá de vaciabolsillos y dejar sus llaves, sus monedas y su reloj al llegar a casa. 
¿Queréis saber cómo lo hemos hecho?. 



El primer paso es adjudicar a cada un niño un trozo de barro personal e intransferible. Con ayuda de un rodillo lo alisaremos hasta formar una plaza de más o menos un centímetro de grosor.




Pondremos la mano del implicado encima de la placa y con algo puntiagudo marcaremos el contorno (yo empleé un palo de brocheta). No importa que la silueta sea muy fiel, si hacemos los dedos demasiado fino corre peligro de romperse con facilidad. Mejor que sean más gruesos.


Con ayuda de un cuchillo terminaremos de cortar el barro para poder separarlo. Pondremos la mano en un bol que previamente habremos forrado con film transparente para que después nos sea más fácil sacarlo. 
Debemos buscar un bol de un tamaño no muy grande para que nos garantice que le dará a la figura forma redondeada. 


Después de dejarlo secar unos días y ya está listo para el proceso de decoración. Nosotros hemos optado por pintar nuestras manos con pintura acrílica de un montón de colores y nos han quedado así de bonitas. 






 Ahora solo falta que hagamos un papel de regalo bonito como el que hicimos para San Valentín y ya tenemos el regalito listo para sorprender a papá.

Espero que os haya gustado y que lo pongáis en práctica. Yo os espero el miércoles con nuevas manualidades. Mientras tanto que paséis un feliz lunes.




5 comentarios:

  1. Super fácil para hacer con los pequeños. Gracias por enseñarnos. Un abrazo desde la distancia.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué buena idea! Seguro que a Papá le encanta :)
    Un besico,
    MISoRu

    ResponderEliminar
  3. Para aguantar las cucharas y los utensilios de la cocina mientras estás entre fogones también tiene que funcionar. Me encanta la idea. También puede ser monísimo con una mini-planta en un minitiesto dentro de la casa. Vamos que le veo infinidad de usos además de vaciabolsillos.... aunque bien pensado, lo de vaciabolsillos es muy práctico y necesario. Será algo que viene con el gen padres que al llegar a casa lo dejan todo encima se la mesita de noche.Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya tienes suerte si te lo deja en la mesita de noche, jajaja. A mi me lo deja todo en la mesa de comedor.
      Me gustan tus ideas, es verdad que puede tener infinidad de usos.

      Eliminar

Gracias por tus comentarios !!!