Una de las cosas que me gustan de cuando va llegando la navidad es tener detalles con las personas que me rodean. Intento hacer pequeño...

Regalar chocolate con forma de reno Regalar chocolate con forma de reno

Regalar chocolate con forma de reno

Regalar chocolate con forma de reno

Regalar chocolate con forma de reno

Una de las cosas que me gustan de cuando va llegando la navidad es tener detalles con las personas que me rodean. Intento hacer pequeños regalitos hechos a mano para que todo el mundo tenga algún obsequio nuestro en estas fechas. 
Así voy preparando paquetitos para la familia, amigos, gente del trabajo, vecinos y profesores varios.
Porque tenemos un montón de regalitos para el gremio de la enseñanza: Entre tutores, sustitutos (que aquí se lleva mucho lo de trabajar a media jornada y venir solo tres días de cinco), auxiliares, ayudantes de comedor, monitores de actividades extraescolares, la babysitter que viene una vez a la semana a hablar con mis hijos para mejorar el francés tenemos que hacer  un montón de regalitos. 
Me gusta que sean regalos sencillos y que estén hechos por los niños, que son, al fin y al cabo los que tienen que hacer el regalo.
El año pasado nos decidimos por hacer estas tabletas de chocolate con forma de muñeco de nieve que quedaron superchulas y que a las profes les encantaron. Así, que siguiendo en la misma linea este año hemos hecho el mismo regalo pero disfrazando a las tabletas de chocolate de reno de papá Noel. 
Os cuento cómo lo hemos hecho.
Materiales: 
- Tabletas de chocolate (nosotros optamos por unas que dentro tienen bombones y que me hicieron mucha gracia). 
- Papel tipo folio de color marrón. 
- Cartulina marrón oscuro. 
- Pompones rojos (para la nariz). 
- Pegatinas de círculos negros (o cualquier cosa que nos sirva para hacer los ojos. 
- Pegamento, celo, lápiz. 




El primer paso es envolver las tabletas con los folios marrones como si fueran un regalito. Después, por la parte que no se ve el celo vamos a ponerle todos los adornos para diseñar la cara.


Por un lado recortamos dos cuernos en la cartulina marrón oscuro ayudándonos de esta plantilla que os he dejado aquí. Y los pegamos un poco más arriba de la mitad de la tableta de chocolate.

Después le ponemos la pegatina (los ojos), el pompón (la nariz) y le dibujamos una gran, gran sonrisa. 
Si no tenemos pegatinas para los ojos, ni ojitos de plástico, ni nada, siempre podemos dibujarlos también. 



Nuestras tabletas están preparadas y listas para salir al cole. Esperamos que hagáis tantos renos que repobléis la ciudad, jajaja. 





2 comentarios:

Gracias por tus comentarios !!!