Faltan pocos días para que nos vayamos de vacaciones a nuestra estupendas isla. Pocos días que nos separan de la playa, de los castillo...

Collares de macarrones teñidos Collares de macarrones teñidos

Collares de macarrones teñidos

Collares de macarrones teñidos

Collares de macarrones teñidos

Faltan pocos días para que nos vayamos de vacaciones a nuestra estupendas isla. Pocos días que nos separan de la playa, de los castillos de arena, de las cenas en terracitas junto al mar y, sobretodo, de nuestros amigos y nuestra gente que nos están esperando ahí. 
Estamos un poco nostálgicos y eso se nota. Se nota también en las manualidades que estamos haciendo con los niños que nos recuerdan, inevitablemente, a nuestra infancia. Hace un par de semanas fueron los zancos con unas latas de conserva y esta vez hemos elegido hacer unos collares con pasta. 
¿Quién no habrá hecho alguna vez un collar de macarrones para el día de la madre? Era un clásico!!!!. 
Pero las cosas cambian y esta vez añadimos el plus de teñir antes la pasta para que nuestros collares nos queden de lo más coloridos. 
Os enseño como: 


El material que necesitamos es: 
- Pasta (en este caso macarrones). 
- Colorante alimentario, de esos de repostería. Yo utilicé los que son en gel. Existen también líquidos y en polvos. 
- Bolsas de plástico herméticas. 
- Agua. 


El procedimiento no puede ser más sencillo: Ponemos los macarrones dentro de la bolsa, añadimos un par de cucharadas de agua y un poquito de colorante (la cantidad dependerá de la intensidad que queremos). Cerramos la bolsa y removemos bien para que se mezcle por todo.
La verdad es que esta parte no queda demasiado bien en las fotos, jajaja.


Después sacamos los macarrones y los dejamos secar sobre servilletas o papel de cocina. Al cabo de una media hora cambiamos el papel para que no se quede pegado y después lo dejamos reposar hasta que se haya secado bien (puede que un par de horas).



Es el momento de confecionar nuestros collares. Para ello distribuí la pasta por colores y los dispuse para que mis fieles ayudantes realizaran su collar. 
Tan solo hay que insertar los macarrones por un cordel o por un elástico. 
Para hacérselo más fácil yo les enhebré la cuerda por una aguja de plástico y puse una pinza de la ropa en el otro extremo del cordel para que los macarrones no se salieran por el otro lado. 
(Comprendanlo, mis ayudantes aún son pequeños). 



Ahora solo queda atar los dos extremos del cordel y lucir nuestro maravilloso collar. 
Una manualidad alegre. colorida, veraniega y bonita, no?. 




5 comentarios:

  1. ¡Qué bonitos! Y para hacer con los peques en verano es fantástico!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Quedan preciosos! Y ellos se entretienen mucho en la labor.

    ResponderEliminar
  3. Qué bonitos Elena, he probado varias veces esta técnica y nunca he conseguido colores tan brillantes. Voy a probar con los tintes en gel.

    Bonitos collares.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Hola Elena estoy aquí revisando tus manualidades con los peques,porque me toca ir a la guarde del mio a hacer una actividad. Me gustan un montón todas, me recomiendas alguna?. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Lo hice el año pasado y estuvo una semana entera en la que nada más llegar del cole se lo ponía.

    Os hago una sugerencia, con la que nos reímos un montón y se lo comieron todo. Hicimos pasta de colores para comer...luego le añadí nata (para que el color se viera), pavo, orégano y un poco de queso.
    CÓMO: Pues haciendo la pasta por tandas y al agua de cocción añadir el colorante rojo, azul.....como son amarillos hicimos el verde y lo echamos
    VAYA RISA!

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!