Hoy os enseño una nueva manualidad con los niños, de esas en las que primero hay que recoger hojas al campo (o al jardín de la vencina). ...

Cuadro con hojas Cuadro con hojas

Cuadro con hojas

Cuadro con hojas

Hoy os enseño una nueva manualidad con los niños, de esas en las que primero hay que recoger hojas al campo (o al jardín de la vencina).


Lo primero que necesitamos es unos niños voluntariosos dispuestos a recoger unas cuantas hojas no demasiado grandes.


Una vez tengamos suficientes le pegaremos en una de las caras a cada una de ellas un rollito de celo o de washi tape y las fijaremos a una cartulina como en la foto.



Ahora viene la mejor parte y consiste en pintar de muchos colores toda la superficie de la cartulina hasta que no quede ni un huequecito, incluyendo las hojas.


Nosotros lo hicimos con pintura de dedos, que es aún más divertido, si cabe, pero se puede hacer también con pincel, por supuesto.


Una vez tengamos toda la cartulina pintada dejamos secar completamente.


Ahora solo nos queda levantar las hojas y nos quedará un bonito mosaico otoñal que luciremos orgullosos a la vista de todas las visitas. ¿Que os parece?



1 comentario:

  1. Me parece una actividad muy linda, sobre todo porque son momentos que se pueden disfrutar plenamente con los niños y esas cosas pues no tienen precio. Se ve feliz!!!
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios !!!